Blog

Ultra violeta: el color oficial de 2018

Pantone, referente mundial en materia de color, analiza las tendencias en el arte, la moda y el diseño para predecir cuál es El Color del Año; también tiene en cuenta las condiciones socio-económicas mundiales, las redes sociales, y según explican, ¡hasta los destinos de viaje más populares! Vaya a saber uno cómo es que llegan a la conclusión que define el color del año… Cuestión que en 2018, el color que reinará será el ultra violeta. Este es un color asociado al misterio, también a la espiritualidad y a la creatividad. Es, a la vez, un color neutral. Según informó Laurie Pressman, vicepresidenta de la compañía, el ultra violeta ha sido elegido por Pantone para “evocar un estilo de contracultura, el agarre de la originalidad, el ingenio, el pensamiento visionario que nos dirige hacia el futuro”. Para ella, una elección que es un verdadero reflejo de lo que necesita hoy el mundo: “Vivimos en tiempos complejos. Vemos el miedo de ir hacia delante y cómo la gente está reaccionando a ese miedo”. El color, añade Pressman, “es de los más complejos porque toma dos sombras que parecen diametralmente opuestas, como el azul y el rojo, y las une para crear algo nuevo”. El ultra violeta tiende más al azul que a un violeta, “lo que habla de la cualidad espiritual de la conciencia” agregó. En fin… Lo bueno: lo usás y vas a estar a la par de la vanguardia. Lo malo: lo usás y vas a hacer lo mismo que muchos. Lo mejor: Como siempre, lo mejor es saber. Conociendo cuál va a ser el color que regirá el año en el ámbito de lo visual, vas a poder decidir si va con lo que querés decir, si te subís a la ola o no, y si te subís, vas a poder tomar decisiones en cuanto a cómo usarlo para inspirar, influenciar y diferenciarte.   * Sobre Pantone Color Institute El Pantone Color Institute es un servicio de consultoría de Pantone encargado de pronosticar las tendencias globales del color y asesorar sobre el uso del color en la identidad de marca y el desarrollo de productos, para la aplicación e integración del color como un activo estratégico. ¿Querés saber cuáles fueron los elegidos como "Color del Año Pantone" en los años anteriores? Aquí están: Melina Serrano Barrón.
0 comment | 5 enero, 2018

¿Cuál es el mejor nombre para una marca?

¿Compramos productos o compramos marcas? En la gran mayoría de los casos, lo que elegimos realmente, son marcas. Compramos guiados por las imágenes mentales que esas marcas despiertan en nosotros. Y a esas marcas las reconocemos por un Nombre. Al momento de darle el nombre a un emprendimiento, ya no se trata sólo de cómo se lo quiere bautizar. Definir un nombre guiados por el gusto o la intuición, puede ser una alternativa, aunque sería recomendable pasarlo previamente por el tamiz de las reglas del mercado. Hoy, la elección del nombre cobra especial relevancia por diversos factores que hacen también al desarrollo del negocio. No basta pensar en la intención única de quien le da el nacimiento al proyecto; la necesidad de diferenciación, la posibilidad de poder transmitir un significado concreto de manera sencilla, la capacidad de evocar una idea, la oportunidad de optimizar recursos y reducir los esfuerzos al explicar quién habla y qué hace, son aspectos que resultan de mucha importancia al tener que definir EL nombre del negocio. Cabe aclarar que se habla aquí de “negocio” en general, haciendo referencia a todo tipo de emprendimientos, ya sea que involucre productos o servicios. Una marca se ve, se nombra y se escucha. Al evaluar el nombre, será importante tener en cuenta el público al que se desea atraer, y en la medida de lo posible, se debe buscar una mención oral accesible para dicho público (porque deseamos que se identifiquen con la marca, ¿no?). Un caso: si se pretende vender un producto nuevo a un público adulto mayor de zona rural, a la cual se llega más directamente a través de emisoras radiales y resulta que la marca en cuestión tiene un nombre de origen inglés que no “se dice como se escribe”, se estará frente a un inconveniente si se pretende vincular lo oral con lo visual para identificar la marca. Por ejemplo, incluso si se quisiera dar la dirección del sitio web, y fuese necesario deletrearlo para que los oyentes anoten o recuerden en el mejor de los casos, ciertamente no se estaría en el mejor de los casos. ¿Y cómo es que hay marcas súper reconocidas, de las cuáles recordamos su nombre sin que éste sea totalmente claro, ni que indique de qué negocio se trata, o incluso no tenga nada que ver con su rubro? Bueno, en esos casos, generalmente ha tenido un papel fundamental la gran inversión de dinero en promoción y publicidad, facilitando así su reconocimiento. Un nombre óptimo acompañado de una acertada idea gráfica, facilitarán una buena gestión de marca. Un buen nombre además, potenciará a una buena propuesta de negocio, dotándose de sentido recíprocamente, y generando valor para interactuar con el público objetivo. Por eso, para optimizar los recursos, mejor comenzar pensando el mejor nombre que la marca pueda tener. ------ Melina Serrano Barrón.
0 comment | 3 junio, 2015

Lo que la Marca es (para uno) y lo que puede llegar a ser (para su público).

En la actualidad, dado que en la mayoría de los casos los productos o servicios existentes en el mercado son similares, la identidad visual resulta un aspecto fundamental, prácticamente de igual importancia y en algunos casos de mayor importancia que la calidad del producto o servicio que se ofrece.

¿Por qué razón elegiste el champú que estás usando? ¿Realmente sabes que su composición es la que mejor le va a tu pelo en comparación con otras marcas? Y en caso que lo hayas elegido por su bajo precio, ¿estás seguro que aquel otro de menor valor, ése que tiene una etiqueta “así no más”, sin atractivo, es muy distinto al champú que tienes en tu baño? Ciertamente es distinto, ya que sus fabricantes decidieron no invertir en comunicación visual, y posiblemente así como a ti, estén perdiendo muchos otros potenciales clientes.

Es conveniente entonces, que la empresa no pierda de vista el trabajo que debe hacerse en relación a la identidad del producto o servicio. Identidad que se refleja (además) en la comunicación visual, a través del logotipo, del sitio web, de folletos y carteles, de envases, de las redes sociales, y de cada punto de contacto que le permita a la marca hablarle al consumidor. A su vez, en el diálogo que la empresa entabla con el consumidor, este cliente o potencial cliente le asigna un valor a la experiencia que la marca le ofrece. Lo que se denomina experiencia de marca es el conjunto de situaciones que el individuo vive y a través de las cuales le llega información de la misma, de modo directo o indirecto. A veces, los casos más notorios suelen darse con las malas experiencias: como consumidores, juramos no volver a ese hotel que nos mostró en su sitio web habitaciones soñadas, que nunca encontramos al llegar. En cambio, no advertimos nada extraño cuando al llegar a una hostería la habitación que nos asignaron es tan prolija y sencilla como nos prometía la foto publicada en su sitio web. Pagamos por la promesa, y ahora vivimos la experiencia; todo fluye como esperamos. El caso contrario, lo podemos llegar a sentir como una estafa; y esta mala experiencia será suficiente para no volver, no recomendar el lugar, e incluso hacer mención de lo sucedido para que otros no pasen por lo mismo. Esta mala experiencia es el resultado de una comunicación inadecuada, en la cual no se ha tenido en cuenta la identidad de la marca, ni la intervención de profesionales que puedan destacar su potencial. Un trabajo de comunicación efectiva, sabrá resaltar las cualidades del producto o servicio, a la vez que no sólo atenuar los puntos débiles sino que este mismo trabajo puede ser el punto de partida para la transformación de los mismos en fortalezas. ------ Melina Serrano Barrón.
0 comment | 3 junio, 2015